Preguntas frecuentes sobre tu salud digestiva

¿Tienes dudas sobre tu salud digestiva?

El tránsito intestinal lento es un problema digestivo muy común que puede resolverse con unas pautas y hábitos adecuados.

Os planteamos algunas soluciones que os ayudarán a entender y combatir esta dolencia.

1.¿Cómo funciona el sistema digestivo?
¿Cómo funciona el sistema digestivo?

El aparato digestivo comprende todos aquellos órganos que se encargan de llevar a cabo el proceso digestivo, es decir, de transformar y absorber los alimentos que ingerimos. Durante este proceso existen una serie de músculos que realizan movimientos de contracción, llamados movimientos peristálticos, que movilizan los alimentos a través del aparato digestivo hasta su evacuación.

Los órganos que forman parte del tracto digestivo son:

  • El esófago: se encarga de transportar la comida desde la boca hasta el estómago.

  • El estómago: es donde se inicia el proceso digestivo. Este órgano produce jugo gástrico que se mezcla con los alimentos para convertirlo en partículas más pequeñas que después vacía en el intestino delgado.

  • El intestino delgado: se encarga de absorber las sustancias nutritivas de los alimentos gracias al aporte de jugos digestivos. Una vez realizado el recorrido por el intestino, el resto de contenido que no se ha absorbido pasa al intestino grueso.

  • El intestino grueso: es la parte final del proceso. Las bacterias que están presentes en este órgano, que forman parte de la flora intestinal, extraen los minerales de los residuos restantes y absorben el exceso de agua, formando las heces que serán expulsadas posteriormente a través del ano.

  • El ano: es el orificio por el cual son evacuadas las heces.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

2.¿Qué se considera una digestión saludable?
¿Qué se considera una digestión saludable?

Cuando se habla de digestión saludable suele hacerse referencia a que el tránsito intestinal y el ritmo deposicional funcionan con normalidad, pero si el hábito intestinal es distinto según el individuo, ¿qué se considera normal?

En líneas generales, se considera que una persona tiene un tránsito intestinal normal cuando cumple estos tres requisitos:

  • Deposición de un máximo de tres veces al día y un mínimo de tres veces por semana.

  • Sensación de evacuación completa.

  • Ausencia de esfuerzo durante la defecación.

Sin embargo, hay que tener presente que el tránsito intestinal varía en función de la persona, la mayoría son irregulares, es decir, hay ocasiones en que la frecuencia de evacuación es diaria, e incluso varias veces al día y otras en las que no se evacúa todos los días. Existen varios factores como el estrés, la alimentación, el sedentarismo, la deshidratación, etc., que pueden afectar al normal funcionamiento del proceso digestivo.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

3.¿Qué implica un tránsito intestinal lento?
¿Qué implica un tránsito intestinal lento?

La falta de movimiento regular de los intestinos es un síntoma que afecta al ritmo del sistema digestivo y produce una disminución de la frecuencia de las deposiciones.

Sin embargo, en la práctica clínica existen una serie de criterios que se deben reunir, como mínimo, en más del 25% de las deposiciones para que se considere como un problema de tránsito intestinal lento:

  • Un esfuerzo defecatorio.

  • Evacuación con heces duras y secas.

  • Sensación de no haber evacuado completamente.

  • Necesidad de masajear la zona abdominal para ayudar al tránsito intestinal.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

4.¿Por qué tengo problemas de tránsito intestinal?
¿Por qué tengo problemas de tránsito intestinal?

Existen múltiples factores que de forma aislada o en conjunto pueden favorecer la aparición de problemas en el tránsito intestinal. Entre los más habituales destacan:

  • Una dieta inadecuada: no consumir alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras, legumbres y cereales, puede dificultar el traslado de las deposiciones a través del colon.

  • Ingesta insuficiente de líquidos: no beber suficientes líquidos aumenta la probabilidad de que las heces se sequen y, por tanto, sea más complicado expulsarlas.

  • Sedentarismo: una práctica de ejercicio regular contribuye a la movilidad del tránsito intestinal.

  • Padecer de obesidad o sobrepeso: limita la condición física, lo que puede provocar un enlentecimiento del ritmo intestinal.

  • Retrasar el momento de evacuar: cuando se presenta una urgencia para ir al baño y se ignora esta señal, se puede producir una acumulación de heces en el intestino que será más difícil de evacuar. Además, las heces se endurecen al perder una parte de su contenido en agua.

  • Cambios en el estilo de vida: el estrés, el embarazo, el envejecimiento e incluso cambios de ambiente y horarios que se producen durante los viajes, pueden alterar el normal funcionamiento del intestino.

  • Abusar de laxantes: puede causar dependencia intestinal y alterar el ritmo natural del sistema digestivo.

  • Medicamentos y enfermedades: ciertos medicamentos o patologías pueden causar o agravar los problemas de tránsito intestinal.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

5.¿Cuáles son sus síntomas?
¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más comunes que acompañan al enlentecimiento del tránsito intestinal son:

  • Sensación de pesadez o vientre hinchado.

  • Esfuerzo al tratar de evacuar.

  • Dolor en la zona abdominal e incluso en la parte baja de la espalda.

  • Presencia de gases.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

6.¿Mi problema de tránsito intestinal es ocasional o crónico?
¿Mi problema de tránsito intestinal es ocasional o crónico?

El tránsito intestinal lento es uno de los síntomas más comunes y es probable padecerlo en algún momento de nuestra vida. En función de su duración en el tiempo se pueden distinguir dos tipos:

  • Ocasional: se relaciona con una causa concreta, suele producirse como reacción a un cambio en el estilo de vida, como por ejemplo, variar la alimentación hacia un consumo de productos con poca fibra, una disminución de la actividad física, estar expuesto a situaciones de estrés e incluso salir de viaje, son factores que pueden afectar el ritmo intestinal.

    Su duración es inferior a 3 meses y acaba desapareciendo siguiendo unas pautas específicas o recurriendo al uso de productos o fármacos naturales que regulen el tránsito intestinal.

  • Crónico: se produce cuando los síntomas persisten más de 3 meses. Como en el caso anterior, su origen puede atribuirse a diversas causas, éstas pueden estar relacionadas con la edad, hábitos de vida, algún tipo de enfermedad o como consecuencia de la ingesta de otros medicamentos.

    Para estos casos, así como reforzar los hábitos de vida saludables o tomar medicamentos que pueden ayudar a contrarrestar sus efectos, es importante acudir al médico para encontrar un tratamiento más afín.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

7.¿Cuáles pueden ser las consecuencias de sufrir problemas de tránsito intestinal?
¿Cuáles pueden ser las consecuencias de sufrir problemas de tránsito intestinal?

En ocasiones, si el enlentecimiento del tránsito intestinal se vuelve persistente, pueden surgir otras dolencias que pueden agravar el malestar:

  • Fisura anal: es una pequeña grieta ubicada en el ano producida normalmente por un sobreesfuerzo en el momento de evacuar y causa deposiciones dolorosas y sangrado.

  • Enfermedad diverticular: o diverticulosis del colon, son unas bolsas que se forman en la pared del colon que pueden inflamarse y producir dolor abdominal, -suele estar asociada a un consumo escaso de fibra-.

  • Hemorroides: son venas que se hinchan debido a un aumento de presión en el ano o el recto y pueden producir sangrado durante las deposiciones (si se encuentran en la parte interna) o dificultad y dolor para limpiar la zona (si se encuentran en la parte externa).

  • Impactación fecal: es una acumulación de heces duras y secas en el intestino y recto que provoca una difícil evacuación.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

8.¿A quién afectan los problemas de tránsito intestinal?
¿A quién afectan los problemas de tránsito intestinal?

Sufrir de tránsito intestinal lento es uno de los trastornos digestivos más frecuentes y que más consultas en Atención Primaria se solicitan, éste afecta entre el 12% y el 20% de la población española, siendo el doble de frecuente en el caso de mujeres y llega a triplicarse en personas mayores de 65 años, según datos de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD)*.

* Escudero A., Bixquert M. Guía para prevenir y tratar el estreñimiento. FEAD. [archivo PDF] Recuperado de http://www.saludigestivo.es/wp-content/uploads/2016/03/guia-estrenimiento-para-web-20120425180854.pdf

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

9.¿Por qué son más frecuentes los problemas de tránsito intestinal durante el embarazo?
¿Por qué son más frecuentes los problemas de tránsito intestinal durante el embarazo?

Durante la gestación es muy habitual que las mujeres padezcan enlentecimiento del tránsito intestinal debido a las alteraciones que se producen durante este estado. Entre las causas principales encontramos:

  • Cambios hormonales: los niveles hormonales varían para que el organismo de la embarazada se adapte a sus nuevas necesidades. Durante el embarazo se produce una mayor presencia de la hormona progesterona que actúa relajando los músculos y por consiguiente, el ritmo intestinal, en cambio, los niveles de motilina, encargada de estimular el movimiento del intestino, disminuyen para proteger al feto.

  • Suplementos alimenticios: debido a que durante el embarazo muchas mujeres presentan niveles bajos de hierro, se les aconseja incrementar sus reservas con suplementos de hierro que pueden acabar causando problemas de tránsito.

  • Crecimiento del feto: el bebé, al ir aumentando su tamaño, presiona el útero sobre los intestinos, dificultando el paso de las heces.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

10.¿Qué puedo hacer para prevenir los problemas de tránsito intestinal?
¿Qué puedo hacer para prevenir los problemas de tránsito intestinal?

Debido a que en la mayoría de casos el tránsito intestinal lento se produce por unos malos hábitos higiénico-dietéticos, se puede llegar a evitar el problema si se siguen las siguientes recomendaciones:

  • Estar siempre hidratado (se recomiendo beber entre 1,5l y 2,5l diarios de agua), ya que permitirá mantener el intestino húmedo y facilitará el desplazamiento de las heces.

  • Consumir alimentos ricos en fibra, como cereales, frutas y verduras.

  • Reducir el consumo de grasas animales, alimentos fritos y productos de bollería industrial.

  • Practicar ejercicio con regularidad.

  • Mantener unos hábitos de comida, es decir, realizar las comidas en un mismo horario, comer sin prisas y con una masticación lenta para favorecer el paso de los alimentos por el tracto digestivo.

  • Establecer una rutina para ir al baño, como habituar al tránsito a unos horarios concretos, no inhibir el deseo de defecar cuando aparece y adquirir una postura que facilite el paso de las heces durante la evacuación.

  • No fumar y evitar el consumo diario de alcohol y bebidas gaseosas.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

11.¿Qué alimentos debo tomar para favorecer el tránsito intestinal?
¿Qué alimentos debo tomar para favorecer el tránsito intestinal?

Principalmente alimentos con importante contenido en fibra, ya que ayudan a regular el tránsito intestinal:

  • Cereales: pan integral, avena, salvado de trigo o cebada.

  • Verduras: alcachofas, calabaza, brócoli, espinacas, zanahorias, acelgas o col.

  • Legumbres: judías, lentejas, garbanzos o habas.

  • Frutas: ciruelas, kiwis, fresas, frambuesas, albaricoques, sandía, moras o higos.

  • Frutos y secos: avellanas, almendras o nueces.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

12.¿Y cuáles debo evitar?
¿Y cuáles debo evitar?

Los alimentos que se recomienda no consumir cuando se sufre de problemas de tránsito intestinal son:

  • Embutidos, por su cantidad de sal y conservantes.

  • Fritos, por su alto contenido en grasas.

  • Carne roja, tiene un exceso de proteínas y no contiene fibra.

  • Plátanos verdes, por su alto contenido en almidón.

  • Chocolate, dado sus niveles de grasa y azúcares, provocan que el sistema digestivo trabaje más y que vaya más lento.

  • Bollería industrial porque lleva ácidos grasos trans.

  • Café, té y alcohol porque al ser diuréticos pueden producir deshidratación.

  • Queso, leche y productos lácteos, ricos en grasa y pobres en fibra.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

13.¿Cómo ayuda el ejercicio a regular el ritmo intestinal?
¿Cómo ayuda el ejercicio a regular el ritmo intestinal?

Está demostrado que el deporte contribuye a mantener un estilo de vida saludable y prevenir enfermedades. Cuando se sufre de problemas de tránsito intestinal, es recomendable practicar ejercicio moderado de forma diaria, ya que complementa los movimientos de contracción de los intestinos (movimientos peristálticos) y facilita el tránsito de las heces.

Se recomienda realizar ejercicios aeróbicos como caminar, nadar, correr o montar en bicicleta, ya que favorecen al ritmo deposicional, pero también existen ejercicios específicos que ayudan a tonificar las zonas involucradas en el sistema digestivo, como es la musculatura abdominal y el suelo pélvico, que permiten mantener la posición adecuada de los órganos pélvicos y su normal funcionamiento.

Ciertas posturas practicadas en sesiones de Pilates o Yoga también favorecen el tránsito intestinal.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

14.¿Qué productos puedo tomar para regular el tránsito intestinal?
¿Qué productos puedo tomar para regular el tránsito intestinal?

Siempre y cuando se hayan seguido unos hábitos de vida saludables orientados específicamente a regular el tránsito intestinal y no haya sido suficiente para paliar los síntomas, se puede recurrir a otros productos naturales o fármacos que pueden favorecer el ritmo digestivo. Si atendemos a su modo de actuación, se puede distinguir:

  • Formadores de masa: son ricos en fibra, actúan reteniendo el agua y por consiguiente, aumentan el volumen de las heces, que presionan las paredes de los intestinos y estimulan el movimiento intestinal.

  • Estimulantes: aceleran la motricidad de los intestinos actuando sobre las terminaciones nerviosas del colon.

  • Osmóticos: incrementan el volumen de agua en el intestino ablandando las heces.

  • Emolientes: lubrican las heces para facilitar su deslizamiento.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

15.¿Cuándo debo ir al médico si sufro de estreñimiento?
¿Cuándo debo ir al médico si sufro de estreñimiento?

Se debe acudir al médico cuando, a pesar de haber seguido las directrices higiénico-dietéticas, el problema persiste por un tiempo prolongado (4 a 6 semanas continuadas) o cuando presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal intenso.

  • Sangrado en las heces.

  • Pérdida de peso inexplicable.

Autora: María Luisa Tamarit Latorre. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona.

Número de colegiada: 22.689

¡Descubre en nuestro eBook 10 hábitos que debes incorporar en tu día a día para regular tu salud digestiva!

ebook almalax